domingo, 13 de marzo de 2011

Sopla una brisa fresca, ya dejó de llover.


 






EL MONTE DE LAS ÁGUILAS
 
El camino hacia el río aún está casi igual;
las cuevas de los montes, la casa y el pinar.
Regresé para siempre, quién me lo iba a decir;
sueños que rajan el alma, un día por fin me decidí.
He vuelto aquí;
lo ví todo tan absurdo...
La tempestad me trajo hasta aquí,
nido de águilas...
Tras el temporal ya no es como allí,
la tierra mojada huele bien.
La tempestad me trajo hasta aquí,
nido de águilas...
La tempestad me trajo hasta aquí,
nieva en las montañas y hace sol.
Sopla una brisa fresca, ya dejó de llover.
El silencio no me abruma, la tormenta no impide dormir.
Árboles bajo el cielo, libertad de los ríos;
los tesoros de los bosques, las ardillas en los pinos.
Y me interné en el Monte de las Águilas...







Porque yo también me interné en el Monte de las Águilas

No hay comentarios:

Publicar un comentario