sábado, 23 de marzo de 2013

ENEMIGOS DE LO AJENO (1986)



Producido por Rafael Moll.
Coproducido por Manolo García y Quimi Portet.
Grabado en "Estudios PERPINYA", Barcelona (abril 1986).
Mezclado por Josep Llobell.
Remezclado en junio-julio de 1991 por Josep Llobel, Quimi Portet y Manolo García
en "Audiolines" (Barcelona), excepto los temas 1 y 9.
Grabaciones sonoras originales realizadas por PDI, S.A.
Todos los temas son una co-edición Editorial CAN y XAREL-LO Ediciones Musicales.
Músicos:
Manolo García
Quimi Portet
Ángel Celada
José Luis Pérez
Marc Grau


“Enemigos de lo Ajeno” (PDI, 1986) ha pasado a la posteridad como uno de los mejores álbumes de la historia del rock cantados en español. 
De nuevo se acompañan de Rafael Moll, esta vez como ayudante, en la tarea de producción. Juntos logran un equilibrado y muy personal conjunto de mestizaje y bastardía musical que mira a oriente y occidente, a norte y sur y se carga de brisa mediterránea. Las canciones de pop-rock usan elementos electrónicos cuando son necesarios, y las atmósferas se recrean a partir de referencias árabes, flamencas, etc. logrado con un equipo de músicos más reducido que en el que tuvieron en su debut. Manolo García, además, controla sus tics interpretativos y da una imagen más brillante de sí mismo. Las letras son especialmente aplaudidas, con imágenes excelentes como la de “Mi patria en mis zapatos, mis manos son mi ejército” que recitan en “Mi patria en mis zapatos” u otros tan poéticos como en “Los ángeles no tiene hélices”: “Como garfios de plata se clavan tus dedos en mi cuerpo / y tu risa se gasta entre mis besos encendidos; / olor de algo que no existe / de amor, que tal vez no existió jamás”. Creo que pocos dudarán en destacar “Insurrección” como una de las más brillantes canciones de EUDLF, con sus reminiscencias de jangle pop y rumba gitana, un auténtico hito de nuestra historia musical. Un excelente disco que empapa el alma de luz y vitalidad que en su presentación en directo es recordado hoy como uno de los mejores del momento. 

Andrés Arévalo (La Fonoteca)


"Quimi y yo estábamos locos por hacer canciones"  
Manolo García




"nos pasábamos el día metidos en el local, con dos guitarras, una grabadora, tres teclados y una caja de ritmos. Llevábamos una vida disoluta, en el sentido de creación artística: entrábamos, salíamos, nos íbamos de fiesta, volvíamos a las tres de la mañana y grabábamos, dormíamos un rato…era una ilusión absoluta por hacer canciones y creo que eso queda patente en el disco"
Manolo García


"La magia está en nuestra alegría. Y también en que fue el primer disco que hicimos sin trabajar en nada más. Fue la primera vez que nos comportamos en un estudio como si fuéramos profesionales y ahí reside parte de la magia, en darte cuenta de que lo que estás haciendo es tu único oficio"
Quimi Portet


 


DESCARGA EL ÁLBUM ORIGINAL
CON SONIDO DE VINILO DE 1986
PINCHANCHO AQUÍ



Un disco de poetas, siguiendo con la tónica de su anterior obra, pero con menor ambiguedad, más plácidamente directo y simplemente ¿ pop?, ¿folk?... Imposible de etiquetar. Poesía pura es << Lejos de las leyes de los hombres>>, << Insurrección>>, << Aviones plateados>> o << Las palabras son cansancio>>. Instrumentación lírica a cargo del batería Angel Celada y algunas guitarras de José Luís Pérez y Marc Grau. Lo demás ¡ todo a cargo de Manolo y Quimi! La voz de Manolo es como el mismo dice, un accidente, pero un accidente en el que todos nos gustaria tener que ver. 
- Popular 1 -


El placer de enemigos de lo ajeno continúa radicando en la importancia de los textos y la apasionada versatilidad de la voz. La misma instrumentalización del grupo es una clara muestra de como se puede encontrar una vía de trabajo dentro del rock teniendo en consideración las más mínimas ( que no lo son tanto) pautas de lirismo en los textos.
 - Diagonal -





Practicamente, ambos se bastan para elaborar todo lo que se oye en el elepé, basado en las guitarras y sólo con algun aporte de teclados o armónica. O sea, una economía de medios que no reduce el caudal de talento cobijado en cada una de las piezas del disco. La musica de el ultimo de la fila suena fresca, incluso casera, pero nunca simple; la emtividad de los textos rehuye el sentimentalismo gracias a los toques de ironía y al fino instinto surrealista de Manolo Garcia, con unas frases ciertamente memorables: Soy un accidente/ un error de medida/ un viajero de barro/ que se lleva la corriente. Nuestro amor no es perfecto/ pero tampoco los angeles tienen hélices... Pocas veces en el pop español se ha combinado con tan fascinantes resultados la lucidez de la palabra con la profundidad de las guitarras, sin más aderezos que que las reminiscencias arábigas y una elemental caja de ritmos. El Ultimo De La Fila no necesita arreglos ampulosos, ni lujo tecnologico para despertar emociones. Hora es de que se les reconozca su puesto entre los primeros de la clase. - Heraldo De Aragón -










No hay comentarios:

Publicar un comentario